Wednesday, April 12, 2017

35

Un chico y una chica de alrededor de veinticinco años esperan en su butaca a que empiece una obra de teatro. Parece ser una de sus primeras salidas. 

Chico: Te voy a contar algo pero te lo voy a resumir... No la quiero hacer larga.

Chica: ¿Qué pasó? Chico: Me empezó a hablar Carla, mi ex novia, antes de salir para acá... Le dije que estaba por salir y me preguntó adónde estaba yendo... Le dije que iba al teatro. Me preguntó: "¿Con quién?". Y le dije: "Con una chica"... Se puso como loca.

Chica: Uh...

 Chico: Le dije: "Estoy enamorado, pero igual estamos saliendo sin compromiso". Y me preguntó: "¿No andarás saliendo con dos minas a la vez vos, no?". Después me empezó a decir que no entendía cómo me podía enamorar de alguien tan rápido y que no podía sentir cosas por dos personas al mismo tiempo.

 Chica: ¿Y qué le dijiste?

 Chico: No le hablé más. Le dije: "Mirá, Carla, si quiero escuchar un sermón, voy a la Iglesia".

Tuesday, March 21, 2017

34

Un hombre de unos 55 años y su hija, de aproximadamente 20, viajan en un colectivo de noche. El hombre sostiene una bolsa de acelga.

Zoe (casi llorando): Te juro que nunca me pasa. No sé por qué me quedé sin plata este mes.

Padre: Ya está, Zoe. No pasa nada.

Zoe: Lo que pasa es que pago danza todos los meses, que son 500 pesos pero como a mí no me alcanza, mamá me paga la mitad. Después tenía que pagar la última cuota de unas sandalias que me compré hace unos meses. Y encima el otro día me compré un short de 400 pesos. ¿Y viste que ahora solo podés pagar en una cuota? Porque si no te cobran IVA.

Padre: Intereses te cobran, Zoe, intereses.

Zoe: Bueno, eso. Pero te juro que yo no suelo hacer esto. No me gusta estar pidiendo plata, no es lo mío.

Padre: Ya está Zoe, no me tenés que explicar eso a mí.

Zoe: La verdad es que la solución de mis problemas sería irme a vivir sola.

Padre: La solución de los problemas de todos sería vivir solos.

Zoe: De verdad te digo. Ya tengo todo lo que necesito: la cama, la televisión... Mamá me daría la parte de arriba de su heladera. Mercedes tiene un departamento y me podría ir ahí.

Padre: ¿El de Larrea que me dijiste?

Zoe: Sí, Larrea y Juncal. Una zona hermosa. El departamento es feo, oscuro, un monoambiente. Pero qué me importa. Es lo que necesito. Vivir sola. Ya estoy preparada para eso.

Padre: Zoe, no es lugar para discutir eso. Estamos arriba de un colectivo.

Zoe: Sí es lugar. A mí no me importa adónde estamos. Yo lo único que necesito es estar sola. No quiero estar más con gente que me hace burla, que me molesta por todo.

Padre: Zoe, no es el lugar para hablar de estas cosas. Basta.

Zoe: ¿Vos me vas a venir a ver cuando viva sola? ¿O nos vamos a ver cada tres meses?

Padre: No digas eso, Zoe. Sabés que no es así.

Zoe: Yo a Delfina no es que no la quiera... Pero me resulta todo complicado con ella.

Padre: Ya sé, ya sé que es especial.

(Suena el teléfono del padre. Él le pasa la bolsa de acelga a su hija y atiende)

Padre (al teléfono): Sí, sí, está bien, ya está mejor. Esta noche la va a pasar en casa. Ya está bien, estamos yendo para allá.

Zoe: ¡Ay, esta bolsa de acelga pesa como veinte kilos! ¡Estoy harta!

(El padre corta el teléfono y le muestra una foto a su hija)

Zoe: Ay... Ese perro es tan lindo. Es tan bueno... ¿Qué más se le puede pedir a un perro? ¿Qué más? Hoy lo bañé. También le lavé las toallitas que usa para dormir. Ah, y también te lavé un buzo de GAP a vos que estaba tirado en el piso. ¿Sabés qué quiero que me traiga Delfina de Miami? Un buzo de GAP. Uno de esos con cierre, verde, que dice GAP bien grande. 

Padre: Tanto no se le puede pedir... Ella trae para vender.

Zoe: Es lo único que quiero, un buzo de GAP. Allá está todo tan barato aparte...