Wednesday, May 24, 2017

38

Un hombre de treinta años en una casa de colchones.

Cliente: Me gusta este colchón.
Vendedor: Mirá que si dormís todos los días con alguien, este colchón se te va a deformar todo.
Cliente: No, no... Duermo con alguien solo una o dos veces por semana.
Vendedor: Pero mirá que si después empezás a dormir con alguien todos los días...
Cliente: No voy a dormir con alguien todos los días. Voy a dormir con alguien a lo sumo dos veces por semana.