Thursday, September 13, 2012

33

Dos chicos de menos de treinta se encuentran en el colectivo. Uno está rapado y tiene una remera de metal. El otro tiene rastas, un piercing grande en la nariz y una campera verde militar.

—¡Martín!
—¿Qué hacés?
—Todo bien, loco, ¿y vos?
—Bien, bien.
—Estoy escuchando Kittie.
—¿En serio? Hace un montón que no escucho esa banda...
—Sí, yo también hacía un montón que no la escuchaba. Encima es el primer disco... Antes escuché Los brujos.
—Uy, loco, Los brujos...
—¿Biónica conocés?
—No...
—En You Tube hay un solo tema. Es como Los brujos.
—Ni idea...
—Me mata que antes los metaleros se vestían re distinto. Ahora cambiaron la moda. Judas Priest y Pantera se vestían con calzas de leopardo y camisas de seda. Eran glam.
—No me acuerdo de eso... ¿Cuándo fue?
—Fijate antes del tercer disco de Pantera. El chabón se vestía raro...
—¿Tipo yonqui americano?
—Jaja, ponele.
—¿Viste el programa "Cops"?
—No...
—Es una serie policial...
—Ah: “Cops”. Entendí “Hobbes” o algo así.
—Siempre agarrar a chabones así que andan en bicicleta.
—Sí, siempre agarran a los que hacen su propia anfetamina.

Thursday, August 9, 2012

32

Dos chicos de poco más de 20 años conversan arriba de un colectivo. 

—Mariana se enteró de que tengo novia...
—Uhh... Pero era obvio... ¿Cómo hizo para no darse cuenta antes? ¿No miraba tu Facebook?
—Sí, no sé cómo no lo vio en Facebook. A lo mejor pensaba que era en chiste... ¿Viste cuando ponés que estás en una relación pero es en joda? O por ahí se hizo la boluda, no sé...
—Facebook es terrible, por eso yo no tengo.
—Sí, hacés bien en no tener.
—¿Y cómo reaccionó ella?
—Mal... Como que en el momento en que se lo conté, se tropezó y me empujó contra un árbol... Yo no sé si fue a propósito o qué.
—¿Y con tu novia qué onda?
—Y... Le terminé confesando que estaba con otra... Se puso re mal.
—Uy, no... Esas cosas hay que guardárselas. No tiene ningún sentido confesar. Es más, ni siquiera hay que andar contándolo por ahí a los amigos.
—Ya sé, yo te lo cuento a vos porque tengo confianza. También se lo conté a Lucas, a Fede, a Diego...
—Ah, lo sabe bastante gente...
—Sí, lo que pasa es que con mi novia ya estamos hace más de un año... No sé cómo explicarte... Vos porque recién empezás a salir pero después de un tiempo te terminás cansando...
—Sí, no sé...
—No te digo que vos no tengas experiencia en relaciones pero es un poco así. Con mi novia me pasa que me cansaron algunas cosas.
—¿Qué cosas?
—Por ejemplo, como es colombiana, quiere ir a fiestas colombianas todo el tiempo. Y a mí me cansó eso... Es como si vos te fueras a vivir a Brasil y sólo salieras con argentinos.
—Claro... No da.
—Además es demasiado desconfiada, celosa... Como que le gusta pelear, le gusta discutir.
—¿Y Mariana?
—Mariana ahora está re enojada conmigo. No me quiere ver más.
—Me prometiste que me ibas a presentar a la hermana.
—Las hermanas no sabés lo que son... Mariana es linda pero las hermanas son una bomba.

Wednesday, April 18, 2012

31

Una señora muy arreglada de 50 años viaja en el colectivo y se detiene a ver la pulsera de una adolescente que lleva el uniforme escolar puesto. Le dice:

—Qué linda pulsera... Tengo la misma.
—Ah.. Es del Espíritu Santo.
—Sí, igual la mía es distinta, no tiene este cosito acá (agarra la pulsera).
—Me la regalaron para mis quince.
—¿Quién te la regaló?
—Mi mamá.
—Bueno, mandale un beso a tu mamá.
(La señora le agarra la mano a la chica y le da un beso)
—Bueno le mando...

Friday, March 9, 2012

30

Una chica de unos 25 años viaja en subte vestida con un pantalón largo y un piloto. Afuera la sensación térmica es de 32 grados. Habla con su madre por uno de esos teléfonos con micrófono y auriculares. Dice:

"Si la novia se pone algo claro, yo no puedo ponerme el vestido que quería. ¿No sabés exactamente de qué color es el vestido de la novia? Porque si es fucsia claro prefiero ponerme otra cosa... No, no se usa ir de claro si sos la invitada... Pero yo estaba tranquila porque vos me dijiste que se ponía algo azul. ¿Vos no sabías que en las fiestas no podés ir de claro?".

Thursday, January 5, 2012

29

Una señora de unos setenta años viaja en el colectivo con su nieta, que tiene entre 18 y 22 años. La señora tiene el pelo por los hombros, canoso, y usa un vestido floreado. La nieta es muy linda, con ojos celestes y el pelo corto. Charlan sobre la vida amorosa de la nieta. Ella dice:

—La verdad es que me cuesta engancharme con alguien.
—Claro, como que todavía no encontraste a alguien...
—Sí, no encontré a alguien que...
—A alguien que te haga flashear.
—Sí, eso.
—Y ahora además hay tantas preferencias distintas, uno es gay, el otro no sabés...
—Pero es que el gay es muy limitado porque dice que sólo le gustan los hombres. Yo quiero estar con la persona que me guste, no importa me qué sea.
—Sí pero hoy con uno, mañana con otro... Hay que cuidarse.
—Hoy eso igual está mucho más incorporado, abuela. Nadie se lo cuestiona.
—Yo tengo una amiga que el marido descubrió a los sesenta años que era gay.
—Y está bien. Es preferible que se haya dado cuenta aunque sea a esa edad.
—Pero escuchame una cosa: a los no sé cuántos años... darte cuenta de que sos gay...
—Y sí...
—Él iba a unas clases de teatro que, bueno, es un tema. Además tenía una personalidad medio debilucha.

Friday, December 2, 2011

28

Un hombre de menos de 30 años viaja en tren y habla por celular. Tiene el pelo por los hombros, muy descuidado. Está vestido con una remera negra, un jean y unas zapatillas.

"Voy a aplicar la violencia física la próxima, loco. Posta te digo. Yo no soy así pero parece que es lo más efectivo.... Viste cuándo decís: ¿qué hago acá, loco? O sea: lavado de dinero. El tipo fue el contador de María Julia Alzogaray, es un hijo de puta... Por eso, prefiero irme, aunque tenga que resignar sueldo... Gano en salud mental, claro.... Y bueno, manteneme vos, loca... Si sos mi novia ponete las pilas. Después si te encuentran un día en tu casa degollada, bueno, le damos de comer a los amigos.... Si total el alma ya se fue... Es como en La Divina Comedia. Ahí empezó todo lo de las almas... Es un libro que es como La Biblia... No, ni lo leí, gorda, si a mí no me gusta leer... En realidad de todas las religiones el cristianismo es la más certera.... Yo te recomendé Demián de Herman Hesse. Es la vida de una persona desde que nace hasta que se muere. El tipo también tenía un fundamentalismo religioso... Gorda, no estoy para leer existencialismo... ¿Y qué cambia que sea gay? A mí la homosexualidad no me molesta... No, yo ya me lo planteé y no soy gay.... No, bueno, en la teoría, no en la práctica. Igual, nada: lo importante es coger. Con quien sea... Es como decía Freud. El tipo trataba de comprender todo desde la sexualidad. Pasa que estuvo diez años tomando merca y la re limó... Después había uno que lo reivindicaba... No me acuerdo del nombre... Sí, bah, explicaban toda la sociedad desde ahí.... Porque al fin y al cabo todos estamos en la sociedad... Yo estoy convencido de que esta sociedad es re hipócrita, loco. Pero el resto de las sociedades también, eh... Son una mierda... Mis viejos me cagaron la vida, gorda... Se formaron al pedo para terminar trabajando doce horas por día... Yo tendría que haber sido más materialista y no estaría viajando en tren ahora... Somos una familia de fracasados, qué se yo... Ninguno tiene título. Mirá, yo necesito que la persona que esté al lado mío tenga un título. No importa de qué... Lo importante son estos dos fundamentos básicos: que hagas lo que quieras hacer y que lo termines".

27

Una chica y un chico de unos 25 años viajan en colectivo un viernes al mediodía. Los dos son lindos. Ella es rubia y tiene el pelo recogido en un rodete alto. Él tiene una remera de rock gastada y un tatuaje en el cuello. Da la impresión de que son amigos aunque ella no lo trata demasiado bien y él parece estar interesado en ella. Viajan en silencio cuando él de pronto dice:

—¿Qué hacés si el pibe que sale con tu amiga te toca?
—Le diría: "¿Qué hacés?".
—No, pero ¿qué harías?
—Le preguntaría qué hace.
— ...
—Y si pienso que no es una pelotudez le cuento a mi amiga.

Monday, September 26, 2011

26

Dos compañeras de trabajo de 65 años o más se encuentran por la mañana en un colectivo en la zona del Congreso. Las dos están muy maquilladas. Luego de saludarse, una comenta:

—Estamos aprendiendo los verbos ahora en el curso: pluscuamperfecto, pretérito perfecto simple y compuesto, pronombres...
—¿Cristina Sosa está yendo?
—Sí, Cristina Sosa tiene el secundario hecho pero en la oficina no se lo reconocen.
—¿Y Granada no va?
—Granada está en Pinamar. Paseando. El Estado le da dos años. Y después va a zafar dos años más por traumatología.
—Va a volver tostadito...
—Y es sindicalista así que por ahí le dan licencia gremial.
—Es que tiene muchos contactos....
—Pero escuchame: no podés tener un millón de amigos. Los amigos de verdad son contados con los dedos de la mano.
—¿Viste que el otro día hubo simulacro? No avisaron nada.
—No, no, no pueden avisar. Si no, la gente se va.
(Se para)
—¿Ya bajás?
—Sí.
—Ah, ¿vas más tarde al trabajo?
—Sí...
—Más vale, más vale.
—Hago aquagym...
—Ah...
—(Se dirige a un hombre que está parado al lado de la puerta en tono quejoso): Señor, ¿se podría correr por favor? Gracias.
—Chau Irma.
—Chau.

Tuesday, September 13, 2011

25

Una pareja de treinta y pico viaja en colectivo a la mañana. Ella habla un con un acento raro, como si fuera de algún país latinoamericano distinto a la Argentina.

Ella: ¿Qué es este edificio?
Él: Es la estación de trenes de Once.
Ella: No la conocía.
Él: Hay muchos carteristas.
Ella: Sí, me imagino.
Él: En el reality show vimos que la Plaza Once es donde están los carteristas, los que se drogan... Y eso que está iluminada.

(Silencio)

Ella: ¿Qué significa que a Maradona le cortaron las piernas?
Él: Significa que le hicieron el antidoping y le dio positivo.
Ella: Ah... Para mí era que se las habían cortado.
Él: No... Pero... Por favor, a ver, no tomes todo tan... literal.
Ella: Qué divertido el nombre de esta calle: "Pichincha"
Él: Sí, suena bien.
Ella: ¿Quién es José “Rusi”?
Él: Rucci. Es un sindicalista que mataron hace veinticinco años. Nunca se supo bien quién.

Wednesday, August 31, 2011

24

Dos hombres de poco más de treinta años, de traje, en el subte.

—Es calladita tu novia... Medio tímida.
—Sí puede ser.
—No es como vos. Te la buscaste bien timidona.
—Seh.
—Bah, no sé, por ahí cuando entra en confianza, se suelta...
—Sí, qué se yo.
—Es bien recatada, como vos...
—Ja.
—Jaja, ¡qué vas a hacer recatado vos! Pero, ponele, vos ves una mina que está buena en una foto y decís: “Ahh está re buena”. No me la imagino a ella viendo a un chabón en una foto y diciendo “Me lo como todo”.
—No, claro.

Thursday, August 25, 2011

23

Dos chicos de ocho o nueve años con raquetas de tenis viajan solos en un colectivo:

-Decir “troglodita” es de villero.
-Sí...
-Fabián siempre dice: “Sos un imbécil troglodita”.
-Ja. ¿Qué es troglodita?
-Creo que es como tonto.
-Creo que es como de la edad de los Homosapiens.
-Fabián dijo que iba a bajar veinte kilos comiendo sólo zanahorias. En primer grado pesaba 51.
-¡¿Qué?!
-Sí, pesaba eso. En su casa cuando hacen hamburguesas, come tres.

Friday, July 22, 2011

22

Dos amigos de unos 32 años caminando por la calle:

—Te diría que hay una curva de comportamiento promedio y yo estoy acá (gesto con la mano a la altura de su cabeza), afuera de esa curva.
—Y sí...
—La gente va a comer, al cine... Yo prefiero ver una película en mi casa.
—Yo también.
—Al teatro sí voy. El otro día fui a ver a Los Macocos. Pero claro, la entrada me salió diez pesos... Digamos que no hago salidas que me representen un gran presupuesto.

Friday, January 21, 2011

21

Una pareja de menos de 30 años cada uno, temprano a la mañana, en el subte:

Ella: ¿Por qué no pusiste a lavar la malla si ayer fuiste a nadar?
Él: Porque no se ensucia, es agua.
Ella: Pero tiene olor. Si no la querés poner en el lavarropas, al menos enjuagala con un poquito de jabón blanco y ponela a secar.
Él: Pero es que no se ensucia si te metés a la pileta, es agua.

Wednesday, January 5, 2011

20

Un obrero de más de treinta sentado afuera de un edificio en construcción:

"A mí no me asusta mi barrio, a mí lo que me asusta es la muerte".

Monday, November 1, 2010

19

Mi tía abuela Estella, de ochenta años, conversando con su sobrino y su sobrina de menos de cincuenta años:

Sobrino: ¿Te acordás cuando jugábamos a las cartas en el sanatorio?
Estella: Sí. Había una enfermera que le había echado el ojo a tu papá. Él se vestía muy bien. Pero después del accidente la cara le quedó extra chata. Tuvieron que pedirle una foto para hacerlo todo de nuevo.
Sobrino: Pobre...
Estella: ¿Dónde está el remisero? No lo veo. Tiene un tic nervioso, cada dos minutos mueve la cabeza para un lado.
Sobrino: Capaz que lo hacía para doblar...
Estella: No, si tiene ocho hijos. Ocho hijos. Es la compañía que tomo yo siempre.
Sobrino: ¿Te acordás cuando íbamos a Chacabuco? Cuando íbamos a la plaza...
Estella: Sí, tu mamá qué bien que cocinaba... Ahora al que le gusta cocinar es a Santiago.
Sobrino: ¿Y Alejo?
Estella: Alejo anda con muletas. Dice que se lastimó jugando al fútbol, para mí se cayó de la moto. Es un peligro andar en moto hoy. Pero bueno, le pidió al padre una moto y, como el padre está separado, le da todo.
Sobrino: ¿Y la madre de Alejo cómo anda?
Estella: Claudia... Ella tuvo otros amores porque siempre fue muy seria. Pero el amor dura dos años. Después se va y hay conveniencias de otra índole. Está probado. Por eso no hay que casarse nunca.
Sobrino: ¿Y Marcela?
Estella: Marcela se recibió a los 24 años de médica. Vos te recibiste bastante viejo...
Sobrino: (en chiste) Sí, todavía me falta un mes....
Estella: La tía Chuchi te regalaba de todo para que te recibieras. Murió, pobre Chuchi... Muy trabajadora, muy buena gente. Y el hijo de Chuchi es medio borrachito. Siempre se pone colorado.
Sobrino: No, tía... Vos porque no te mirás al espejo, todo el mundo se pone colorado.
Estella: No, yo tomo solamente una copa de tinto por día. Me tengo que cuidar.
Sobrino: Pero cuando mi papá estaba internado vos te quedabas a la noche y te tomabas a escondidas una botella de ginebra.

Entra la sobrina.

Sobrina: ¿Y Lili?
Estella: La Lili -escuchá esta confesión- estaba enamorada de tu marido.
Sobrina: Jaja.
Estella: Sí, sí, cuando era una chicuela... Pero el padre quería que se casara con el hijo del socio. Ahora hace poco se compraron un Golden... Qué bruto que es ese perro... A mí me respeta igual.
Sobrino: Sí, porque lo amenzás con el bastón.
Estella: Antes tenían un gato egipcio que era muy malo... Se llamaba Ramsés. Eran los gatos que ponían en las tumbas de los faraones... Yo sufrí tanto por un gato cuando era chiquita. Tuve difteria y me dieron cuarentena; el gato se quedó abajo de la cama, en una cajita de zapatos, cuidándome. Yo había escuchando cuando el médico le decía a mi mamá: “Esta chica se nos va...” Porque era mortal la enfermedad. Rosita le tiraba carne picada para que comiera. ¿Y sabés lo que hizo mi papá cuando me curé? Lo perdió, de puto que era.
Sobrino: Tía, ¿quién le rompió la cabeza a la tía Rosita?
Estella: Ah... José... Le tiró una lata de piedritas. Pero Rosita era una marmota... Yo corría ligero.